¿Pensando en hacer un Podcast? 3 ideas que deberías tener en cuenta para destacar

Qué considerar para empezar un Podcast

En el 2020 vimos el crecimiento de los podcasts, esos pequeños programas de radio online que pueden ser descargados y escuchados en cualquier momento. Acá van 3 ideas para que el tuyo destaque y no se pierda entre tantas opciones.

Seguramente ya tenés una idea y querés empezar a grabar cuanto antes esa historia, relato o análisis que tanto va a sumar a tu marca. Sin embargo, antes de empezar con los primeros demos y maquetas, está bueno tener un plan de acción. Este plan debería contener, obviamente, los esquemas de los capítulos, sus guiones, el tono que vamos a utilizar, el público al cual le hablaremos así como todas las otras cuestiones relacionadas al contenido del podcast.

Pero hay otras cuestiones que deberemos considerar más allá de los capítulos en sí mismos. Acá van tres ideas para considerar y así asegurar el crecimiento de tu podcast!

Eligiendo un nombre

Entre tanto podcast en la vuelta, la clave está en diferenciarte de la competencia. ¿Qué mejor forma que eligiendo un buen nombre? Uno que represente lo que tus oyentes van a encontrar y que transmita desde el vamos el tono del programa.

El nombre de tu podcast será la marca que te acompañará y te diferenciará de los demás podcasts. Por eso, antes de elegirlo es conveniente que hagas una búsqueda para comprobar que no existan otras marcas registradas en el mismo rubro, ya sea como programas de radio, televisión o podcasting.

Incluso es conveniente que busques de antemano el nombre de dominio o el usuario que vas a utilizar en tus redes sociales para comprobar que no esté siendo utilizado.

Si te aseguras de ser el primero, tu podcast tendrá más posibilidades de diferenciarse y llegar a más público con una buena estrategia de marketing.

Un poco de música

Durante los capítulos, las cortinas musicales y los efectos de sonido son claves para mantener a la audiencia enganchada. Un podcast no es un monólogo y deberías aprovechar todas las herramientas auditivas para captar a tu público.

Es importante considerar que para musicalizar nuestro podcast con canciones o sonidos especiales, deberemos contar con las licencias para poder reproducirlos. La mayoría de las canciones que todos conocemos, las más famosas, requieren negociar licencias con las discográficas que tienen los derechos de autor y de los intérpretes. Por ejemplo, si queremos usar el piano de Bruno Mars en Talking to the Moon vamos a tener que pedir autorización a Atlantic Records que es quien tiene sus derechos de autor e intérprete. Esto puede aumentar considerablemente los costos, que generalmente son acotados para nuestro podcast.

Una solución alternativa es buscar plataformas que otorguen licencias para temas menos conocidos pero que nos pueden servir igual. Sitios como el de Warner Chappel nos permiten buscar canciones por temas que se ajusten a nuestro contenido, por ejemplo «Música de los ’70» o «Románticas». Cuando encontramos una que nos guste, debemos chequear que la licencia permita su uso en podcasts o programas online.

Para los efectos FX la cuestión también se reduce a un tema de licencias aunque, la búsqueda es más sencilla. Existen muchas plataformas online como Epidemic Sound que nos venden sonidos de todo tipo por pocos dólares (algunos son gratis!).

Una imagen para nuestras mil palabras

Una vez terminado el primer capítulo vamos a ir corriendo a las plataformas de distribución como Spotify o iTunes para que todos puedan escuchar y descargar nuestra joya. Para publicar el programa, las plataformas nos pedirán una imagen que represente el contenido.

La opción más profesional es contratar a un diseñador que nos diseñe la portada del podcast. Con ellos es importante acordar quién será el titular de los derechos sobre el diseño.

Otra opción es buscar en los bancos de imágenes para conseguir buenas fotos con licencias que podamos utilizar libremente. Algunos sitios como Unsplash o Pexels, tienen fotos de muy buena calidad con licencias libre que nos permiten utilizarlas, siempre que demos crédito a quien tomó la foto.

Una tercera opción, para aquellos más artísticos, es poner manos a la obra y diseñarla uno mismo o salir a tomar fotografías que luego puedan editarse para nuestro Podcast.

¿Ustedes ya tienen sus podcast? Me interesa conocer aquellos que ya están rodando y cuál ha sido su experiencia. ¿Qué aspecto es clave para empezar y se me escapó? Los leo!

Deja tu comentario